Tribunal Metropolitano

El Proceso de Anulación

Explicación General

(Concerniente: Comenzando un Caso | Preguntas/Respuestas Frecuentes)

La “anulación” es una declaración de que cuando un hombre y una mujer intercambiaron consentimiento en su boda, uno o los dos verdaderamente no estaban dando consentimiento al matrimonio como lo entiende la Iglesia Católica.

Una pregunta común es, “¿Cómo puede decir la Iglesia que un matrimonio es nulo?” No es una pregunta que pueda ser contestada fácilmente. Para entender “nulidad,” debemos primero entender lo que la Iglesia Católica cree que constituye el Sacramento del Matrimonio.

No toda boda produce un matrimonio – por lo menos un matrimonio que contenga los elementos esenciales y frutos que se entiende son esenciales que estén presentes en el Sacramento del Matrimonio. Por otro lado, no todo matrimonio que termina en divorcio necesariamente es un matrimonio nulo. Puesto de una manera simple, para declarar a un matrimonio como “nulo” o “anulado,” se deberá demostrar que un elemento esencial falto desde el consentimiento de las partes en el momento del matrimonio.

A diferencia de otros sacramentos, el Sacramento del Matrimonio se crea en base al consentimiento de las partes – sus intenciones y capacidades en el momento del consentimiento.  Nulidad no significa que la boda nunca existió. Nulidad no significa que las partes nunca se importaron uno por el otro. Nulidad no significa que alguien fallo. Nulidad significa que el preciso momento del consentimiento un elemento esencial falto en el consentimiento de las partes – así sea por factores psicológicos o porque uno o las dos partes no dieron el consentimiento para casarse como lo entiende la Iglesia Católica.  

Muchos matrimonios comienzan en un camino muy rocoso, especialmente en la cultura de hoy en día. Aun así, cuando se discute la nulidad, por favor recuerde que estamos discutiendo acerca de aquellos matrimonios que han terminado en divorcio sin esperanza alguna de reconciliación.

Muchos matrimonios sobreviven comienzos difíciles y maduran a una unión de vida de perdedera y llena de amor. La presunción es siempre que el matrimonio es válido, por lo que la declaración de nulidad requiere una examinación seria y rigurosa de los hechos y circunstancias que hubieran podido causar que el matrimonio sea nulo desde el comienzo.

Cuando una persona aborda el proceso de nulidad, requerirá valentía y fortaleza para poder mirar el matrimonio con honestidad y con la absoluta objetividad posible. Requerirá reflexión y una evaluación honesta del matrimonio desde el comienzo. Esta examinación profunda, junto con la asistencia del canonista y miembros profesionales del Tribunal, le servirán en una decisión justa y correcta concerniente a la nulidad del matrimonio.

Un “Asesor en el Tema” o “Field Associate” – vea “Comenzando el Proceso” abajo – le asistirá a comenzar el caso. Su Asesor también le asistirá a determinar qué tipo de caso proceder.

Ciertamente otros tipos de casos pueden ser una posibilidad además de un proceso formal de nulidad dependiendo los datos concernientes al estatus bautismal de las partes y/o si hay vínculos anteriores de matrimonio que pudieran existir. Su asesor está entrenado para ayudarle a discernir el caso correcto que debe proceder.

Local site Links: